La tiroides.

La tiroides es una glándula con forma de mariposa que se ubica en el cuello debajo del cartílago tiroideo (la manzana de Adán), en la parte delantera del cuello, pero en la mayoría de las personas no se puede ver ni palpar. Esta glándula tiene dos lóbulos, el derecho y el izquierdo que se encuentran unidos por un istmo angosto.

La función de esta glándula es producir las hormonas tiroideas (T4 y T3) responsables de múltiples funciones, entre las principales: darle energía al cuerpo, regular el metabolismo, controlar la temperatura; participar en el crecimiento, en el desarrollo de la inteligencia y en la fertilidad en las mujeres.




Para qué sirve la tiroides

La función de esta glándula es producir las hormonas tiroideas (T4 y T3). Estas hormonas viajan en el torrente sanguíneo para llegar a casi todas las células del cuerpo. Estas regulan la velocidad con la que funcionan las células y el metabolismo. Por ejemplo, T3 y T4 regulan la frecuencia cardíaca y la rapidez con que los intestinos procesan los alimentos. Entonces, si los niveles de T3 y T4 son bajos, la frecuencia cardíaca puede ser más lenta de lo normal y puede tener estreñimiento / aumento de peso. Si los niveles de T3 y T4 son altos, es posible que se presente una frecuencia cardíaca rápida y diarrea / pérdida de peso.

Cuáles son las afecciones de la tiroides

El hipotiroidismo es el trastorno más común, a continuación describimos algunas afecciones:

Hipotiroidismo (tiroides hipoactiva): no se produce suficiente tiroxina para las necesidades del cuerpo.

Hipertiroidismo (tiroides hiperactiva): se produce demasiada tiroxina para las necesidades del cuerpo.

Enfermedad ocular tiroidea: afecta a algunas personas que tienen una tiroides hiperactiva debido a la enfermedad de Graves.

Nódulos o hinchazones: estos bultos pueden impedir que la glándula tiroides funcione correctamente o simplemente son incómodos.

Cáncer de tiroides: esto es muy raro, pero es importante reportar a nuestro médico cualquier bulto en el cuello, para que lo examine.

Tiroiditis posparto: En ocasiones, tener un bebé puede desencadenar un trastorno de la tiroides.Suele ser temporal, pero puede reaparecer cada vez que se tiene un bebé.




¿Qué causa un trastorno de la tiroides?

Hay muchas causas diferentes de los diferentes trastornos de la tiroides. Más comúnmente, la causa se debe a una enfermedad tiroidea autoinmune, un proceso autodestructivo en el que el sistema inmunológico del cuerpo ataca las células tiroideas como si fueran células extrañas. En respuesta, la glándula tiroides se vuelve hipoactiva (hipotiroidismo) o hiperactiva (hipertiroidismo). Es posible que otros miembros de la misma familia tengan problemas de tiroides u otro trastorno autoinmune.

¿Cómo se diagnostican los trastornos de la tiroides?

Un médico podrá tener una buena idea sobre la actividad de la glándula tiroides al escuchar los síntomas, hacer algunas preguntas y realizar un examen del cuello. Sin embargo, al tomar una pequeña muestra de sangre, él o ella pueden evaluar exactamente el estado secretor de la tiroides. En esta única muestra de sangre, por ejemplo, los niveles de las hormonas involucradas se pueden medir en el laboratorio. De esta manera es posible averiguar si se secreta demasiada o muy poca T4 y / o T3, y qué tan activa es la pituitaria midiendo la TSH. Normalmente, un solo análisis de sangre confirmará el diagnóstico, pero a veces se requieren otras pruebas.

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
logo_grid.png